Mesa de trabajo con prestadores de salud y el Gobierno – Repercusión en la prensa

Mesa de trabajo con prestadores de salud y el Gobierno – Repercusión en la prensa

 

Ámbito Financiero

Se conformó la mesa de trabajo entre Nación y prestadoras de salud

 

El jefe de gabinete, Santiago Cafiero, recibió a los representantes de la Federación Argentina de Prestadores de Salud (FAPS)

 

El Gobierno nacional y las prestadoras de salud conformaron este jueves una mesa de trabajo con el objetivo de encontrar soluciones frente a la crisis que atraviesa este sector privado.

El jefe de gabinete de ministros, Santiago Cafiero, recibió a los representantes de la Federación Argentina de Prestadores de Salud (FAPS) para analizar la situación y arbitrar medidas necesarias en el marco de la pandemia de coronavirus Covid-19.

Informate más

Centros de salud privados amenazan con interrumpir la atención médica a partir de enero

De acuerdo a lo informado, en el cónclave participaron también la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca; el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García; el ministro de Trabajo, Claudio Moroni; el Superintendente de Servicios de Salud, Eugenio Zanarini; y los representantes de la FAPS (Federación Argentina de Prestadores de Salud), el Mario Lugones y el José Sánchez.

José Sánchez, presidente de la FAPS, aseguró el encuentro sirvió para “avanzar con las mesas de trabajo” que fueron propuestas por el presidente Alberto Fernández la semana pasada tras una reunión con esta Federación.

“Ya empezamos a analizar las distintas posibilidades para que los prestadores de salud de todo el país podamos salir de la crisis en la que nos encontramos, y esperamos poder tener definiciones en los próximos días”, indicó.

El pasado 2 de enero se conoció que el Poder Ejecutivo dejó sin efecto el aumento del 7% que había autorizado para la medicina prepaga.

“Por expresa decisión del Sr. Presidente de la Nación se procede a suspender los incrementos que fueran autorizados a las entidades de Medicina Prepaga y a los Agentes del Seguro de Salud”, detalló la resolución 2988/20 del Ministerio de Salud publicada el jueves 31 de diciembre en horas de la tarde.

La semana pasada, el máximo mandatario recibió en la Casa Rosada a los empresarios de la salud privada para discutir sobre los problemas que aquejan al sector.

Esa misma semana, el mandatario Fernández dialogó con Claudio Belocopitt, titular de la Unión Argentina de Entidades de Salud (UAS), y afirmó que “hubo más coincidencias que diferencias”.

Posteriormente, diálogo con Radio Con Vos y, a raíz de ese encuentro, señaló que es necesario “cuidar el bolsillo de la gente”, ya que “la situación es muy delicada” y sentenció: “No estamos en condiciones de favorecer aumentos”.

En tanto que la Federación Argentina de Prestadores de Salud manifestó a mediados de diciembre del año pasado que la situación es crítica para más de 5500 empresas del sector, por lo que advirtieron que no iban a contar con los recursos necesarios para atender normalmente a la población a partir de enero de este año o ante una segunda ola de coronavirus Covid-19.

Debido a este panorama, al que le sumaron los efectos de la pandemia y la finalización del programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP), amenazaron con interrumpir la atención normal a los pacientes.

Mediante un comunicado, precisaron que los prestadores de salud deben afrontar “altos costos en dólares de insumos médicos e infraestructura, además de una fuerte presión tributaria, por la que, por cada $10 que ingresan, el sector paga $4 de impuestos”.

“Estamos frente a un escenario económico, financiero y sanitario crítico, que pone en riesgo inmediato la supervivencia de muchos prestadores de salud”, informó el presidente de la FAPS.

Ámbito.com accedió a un informe la consultora Synopsis que señala que “el Estado aportó casi $ 30.000 millones para tratamientos y para cubrir caída en la recaudación” durante la pandemia.

 

https://www.ambito.com/politica/santiago-cafiero/se-conformo-la-mesa-trabajo-nacion-y-prestadoras-salud-n5162360

 

 

 

El Intransigente

Se conformó una mesa de trabajo con prestadores de salud y el Gobierno por la crisis del sector

El objetivo es buscar soluciones e impulsar medidas.

 

El Gobierno nacional junto a los prestadores de salud conformaron una mesa de trabajo para buscar soluciones a la crisis que atraviesa el sector. El jefe de gabinete, Santiago Cafiero, recibió a los representantes de la Federación Argentina de Prestadores de Salud (FAPS) para dar inicio a las conversaciones entre las partes para impulsar medidas necesarias frente a la situación que atraviesan.

Según el comunicado oficial difundido este miércoles, en la reunión participaron también la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca, el ministro de Salud, Ginés González García, el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, el Superintendente de Servicios de Salud, Eugenio Canarini y los representantes de las FAPS, el Dr. Marino Lugones y el Lic. José Sánchez.

Desde el Gobierno nacional se está trabajando en un proyecto de «cierre o fusión» de las obras sociales

De acuerdo a lo que el presidente Alberto Fernández propuso en la reunión que mantuvo con los representantes del sector el pasado 7 de enero, se conformaron las mesas de trabajo con distintos ministerios del Gobierno nacional, con el objetivo de arbitrar las medidas necesarias para solucionar la situación económica del sector, que se vio agravada por los costos de la pandemia.

“Pudimos avanzar con las mesas de trabajo que nos había propuesto el presidente y su jefe de Gabinete la semana pasada. Ya empezamos a analizar las distintas posibilidades para que los prestadores de salud de todo el país podamos salir de la crisis en la que nos encontramos, y esperamos poder tener definiciones en los próximos días”, manifestó José Sánchez, presidente de la Federación Argneitna de Prestadores de Salud.

A la Federación Argentina de Prestadores de Salud la integran la ADECRA (Asociación de Clínicas, Sanatorios y Hospitales Privados de la República Argentina), CEDIM (Cámara de Entidades de Diagnóstico y Tratamiento Ambulatorio); CEPSAL (Cámara de Entidades Prestadoras de Salud); CONFECLISA (Confederación Argentina de clínicas Sanatorios y Hospitales), CADIME (Cámara de Instituciones de Diagnóstico Médico), AAEG (Asociación Argentina de Establecimientos Geriátricos) AISAME (Asociación de Instituciones de Salud Mental de la República Argentina) FEM (Federación de Cámaras de Emergencias Médicas y Medicina Domiciliaria), AHC (Asociación de Hospitales de Colectividad).

 

https://elintransigente.com/2021/01/se-conformo-una-mesa-de-trabajo-con-prestadores-de-salud-y-el-gobierno-por-la-crisis-del-sector/

 

La Nación

Crisis sanitaria. Crean una mesa de trabajo con los prestadores del sector

n la reunión estuvieron presentes Santiago Cafiero, jefe de Gabinete; Ginés González García, ministro de Salud; Cecilia Todesca, vicejefa de Gabinete; Claudio Moroni, ministro de Trabajo, y Eugenio Zanarini, Superintendente de Servicios de Salud Crédito: Federación Argentina de Prestadores de Salud

 

E l jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro de Salud, Ginés González García, recibieron hoy a representantes de las empresas del sector de salud, agrupadas en la Federación Argentina de Prestadores de Salud (FAPS).

Según se comunicó, el motivo de la reunión fue analizar las medidas a tomar para paliar la crisis a la que se enfrenta el sector privado de la salud por la suba de costos, problemática que es compartida por las prepagas. La situación de la salud en la Argentina saltó al centro de la escena política luego de que la vicepresidenta, Cristina Kirchner, dijo en un acto que había que hacer “una reforma integral” del sistema y que el Gobierno dio marcha atrás, en el mismo día, con la autorización de un aumento en la medicina prepaga.

 

 

D ebido a la caída en los ingresos, representantes de las empresas habían advertido que no iban a poder atender con normalidad a la población frente a la nueva ola de coronavirus. El sector privado de la salud atiende a 33 millones de personas, es decir, al 77% de la población.

 

Del encuentro participaron también Cecilia Todesca, vicejefa de Gabinete; Claudio Moroni, ministro de Trabajo y Eugenio Zanarini, Superintendente de Servicios de Salud.

La semana pasada el presidente Alberto Fernández había recibido a empresarios de la medicina privada. La resolución de la reunión, por parte del Gobierno, fue comprometerse a convocar a la mesa de trabajo que ahora se formalizó. En ella se reunirían equipos técnicos de ambas partes para evaluar cómo generar una solución a los problemas financieros del sector en el corto plazo.

 

“Pudimos avanzar con las mesas de trabajo que nos habían propuesto el Presidente y su jefe de Gabinete la semana pasada. Ya empezamos a analizar las distintas posibilidades para que los prestadores de salud de todo el país podamos salir de la crisis en la que nos encontramos“, declaró José Sánchez, presidente de la Federación.

 

 

https://www.lanacion.com.ar/economia/reclamos-el-gobierno-conformo-mesa-trabajo-prestadores-nid2569070

 

ADN Ciudad

Mesa de trabajo por la crisis de la salud privada

 

El jefe de gabinete de ministros, Santiago Cafiero, recibió a los representantes de la Federación Argentina de Prestadores de Salud (FAPS) para dar inicio a las mesas de trabajo que buscarán encontrar soluciones urgentes a la crisis que atraviesa el sector.

De la reunión participaron también la vicejefa de Gabinete Cecilia Todesca, el ministro de Salud de la Nación Ginés González García, el ministro de Trabajo Claudio Moroni, el superintendente de Servicios de Salud Eugenio Zanarini y los representantes de la FAPS Mario Lugones y el José Sánchez.

De acuerdo con lo propuesto por el presidente Alberto Fernández en la reunión mantenida con las autoridades de la FAPS el 7 de enero, se conformaron las mesas de trabajo con distintos ministerios del Gobierno nacional, con el fin de arbitrar las medidas necesarias para solucionar la situación económica del sector, agravada por los altos costos generados por la pandemia.

“Pudimos avanzar con las mesas de trabajo que nos había propuesto el presidente y su jefe de Gabinete la semana pasada. Ya empezamos a analizar las distintas posibilidades para que los prestadores de salud de todo el país podamos salir de la crisis en la que nos encontramos, y esperamos poder tener definiciones en los próximos días”, sostuvo José Sánchez, presidente de la Federación Argentina de Prestadores de Salud.

La Federación Argentina de Prestadores de Salud está conformada por ADECRA (Asociación de Clínicas, Sanatorios y Hospitales Privados de la República Argentina), CEDIM (Cámara de Entidades de Diagnóstico y Tratamiento Ambulatorio); CEPSAL (Cámara de Entidades Prestadoras de Salud); CONFECLISA (Confederación Argentina de clínicas Sanatorios y Hospitales), CADIME (Cámara de Instituciones de Diagnóstico Médico), AAEG (Asociación Argentina de Establecimientos Geriátricos) AISAME (Asociación de Instituciones de Salud Mental de la República Argentina) FEM (Federación de Cámaras de Emergencias Médicas y Medicina Domiciliaria), AHC (Asociación de Hospitales de Colectividad).

 

https://adnciudad.com/index.php/10979-mesa-de-trabajo-por-la-crisis-de-la-salud-privada

 

 

Ámbito Financiero

Se conformó la mesa de trabajo entre Nación y prestadoras de salud

POLÍTICA13 Enero 2021

El jefe de gabinete, Santiago Cafiero, recibió a los representantes de la Federación Argentina de Prestadores de Salud (FAPS)

 

El Gobierno nacional y las prestadoras de salud conformaron este jueves una mesa de trabajo con el objetivo de encontrar soluciones frente a la crisis que atraviesa este sector privado.

 

El jefe de gabinete de ministros, Santiago Cafiero, recibió a los representantes de la Federación Argentina de Prestadores de Salud (FAPS) para analizar la situación y arbitrar medidas necesarias en el marco de la pandemia de coronavirus Covid-19.

 

De acuerdo a lo informado, en el cónclave participaron también la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca; el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García; el ministro de Trabajo, Claudio Moroni; el Superintendente de Servicios de Salud, Eugenio Zanarini; y los representantes de la FAPS (Federación Argentina de Prestadores de Salud), el Mario Lugones y el José Sánchez.

José Sánchez, presidente de la FAPS, aseguró el encuentro sirvió para “avanzar con las mesas de trabajo” que fueron propuestas por el presidente Alberto Fernández la semana pasada tras una reunión con esta Federación.

“Ya empezamos a analizar las distintas posibilidades para que los prestadores de salud de todo el país podamos salir de la crisis en la que nos encontramos, y esperamos poder tener definiciones en los próximos días”, indicó.

El pasado 2 de enero se conoció que el Poder Ejecutivo dejó sin efecto el aumento del 7% que había autorizado para la medicina prepaga.

“Por expresa decisión del Sr. Presidente de la Nación se procede a suspender los incrementos que fueran autorizados a las entidades de Medicina Prepaga y a los Agentes del Seguro de Salud”, detalló la resolución 2988/20 del Ministerio de Salud publicada el jueves 31 de diciembre en horas de la tarde.

La semana pasada, el máximo mandatario recibió en la Casa Rosada a los empresarios de la salud privada para discutir sobre los problemas que aquejan al sector.

Esa misma semana, el mandatario Fernández dialogó con Claudio Belocopitt, titular de la Unión Argentina de Entidades de Salud (UAS), y afirmó que “hubo más coincidencias que diferencias”.

Posteriormente, diálogo con Radio Con Vos y, a raíz de ese encuentro, señaló que es necesario “cuidar el bolsillo de la gente”, ya que “la situación es muy delicada” y sentenció: “No estamos en condiciones de favorecer aumentos”.

En tanto que la Federación Argentina de Prestadores de Salud manifestó a mediados de diciembre del año pasado que la situación es crítica para más de 5500 empresas del sector, por lo que advirtieron que no iban a contar con los recursos necesarios para atender normalmente a la población a partir de enero de este año o ante una segunda ola de coronavirus Covid-19.

 

 

Debido a este panorama, al que le sumaron los efectos de la pandemia y la finalización del programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP), amenazaron con interrumpir la atención normal a los pacientes.

Mediante un comunicado, precisaron que los prestadores de salud deben afrontar “altos costos en dólares de insumos médicos e infraestructura, además de una fuerte presión tributaria, por la que, por cada $10 que ingresan, el sector paga $4 de impuestos”.

“Estamos frente a un escenario económico, financiero y sanitario crítico, que pone en riesgo inmediato la supervivencia de muchos prestadores de salud”, informó el presidente de la FAPS.

Ámbito.com accedió a un informe la consultora Synopsis que señala que “el Estado aportó casi $ 30.000 millones para tratamientos y para cubrir caída en la recaudación” durante la pandemia.

 

https://www.ambito.com/politica/santiago-cafiero/se-conformo-la-mesa-trabajo-nacion-y-prestadoras-salud-n5162360

 

 

 

 

Infobae

La CGT interrumpirá las vacaciones para tratar la reforma del sistema de salud: teme que el kirchnerismo avance sobre el control de los fondos de las obras sociales

Deliberará el lunes en UPCN y pedirá información a las autoridades nacionales. Se analizaban cambios para revertir la desfinanciación del sistema sindical de salud, pero ahora hay incertidumbre. Alberto Fernández les prometió soluciones a los prestadores del sector privado

 

Las vacaciones de la CGT fueron muy cortas. Los integrantes de la mesa chica de la central obrera interrumpirán su descanso para hablar este lunes, a las 16, en la sede de UPCN, sobre un tema excluyente: la reforma del sistema de salud que impulsa el kirchnerismo y de la que aún siguen sin tener detalles.

La inquietud crece porque la cúpula cegetista no tiene buena relación con Cristina Kirchner y teme que los cambios proyectados apunten a apropiarse de los fondos de las obras sociales para subordinarlos a un esquema centralizado. Por eso intercambiarán opiniones y prevén pedir una audiencia con las autoridades nacionales para pedirles precisiones sobre el supuesto plan que fue elaborado en el Instituto Patria.

Algunos de los presuntos contenidos de la reforma del sistema de salud que trascendieron en los medios coinciden con propuestas ya efectuadas por la central obrera al Gobierno para revertir el desfinanciamiento de las obras sociales, pero el gran problema de los dirigentes de la CGT es que desconfían de las intenciones de quienes impulsarían el proyecto dentro del oficialismo.

En el Instituto Patria, como anticipó Infobae, hay mucho hermetismo sobre el tema: uno de sus miembros se negó a dar detalles sobre el tema porque “es un secreto de Estado”, aunque admitió que “el plan (de reforma del sistema de salud) existe y se comenzó a escribir en septiembre”.

Alberto Fernández y Cristina Kirchner comparten un acto en La Plata

En otros sectores del Frente de Todos buscaron restarle dramatismo a los cambios que se analizan y aseguraron que se trata “sólo de la idea de un seguro único de salud y la integración vertical de las estructuras del sistema, que están duplicadas o triplicadas, y lo mismo sucede con el gasto”.

Es decir, nada de una estatización lisa y llana, como Alberto Fernández le garantizó esta semana a Claudio Belocopitt, dueño de Swiss Medical y temen en las empresas de medicina privada, pero sí una mayor presencia del Estado en el sector sanitario porque, como dijo el Presidente, “el sistema de salud tiene un problema estructural que hay que revisar”. En la misma sintonía, Cristina Kirchner sostuvo que “vamos a tener que repensar todo el sistema de salud en la Argentina para hacer un uso más eficiente de los recursos”.

Todos sospechan que detrás de la elaboración del proyecto está Nicolás Kreplak, viceministro de Salud bonaerense, y sus técnicos de la Fundación Soberanía Sanitaria, supervisados por Daniel Gollán, ministro de Salud de la Provincia de Buenos Aires y coordinador de la Comisión de Salud del Instituto Patria.

En un documento difundido en 2019, “Ejes centrales para un programa de salud 2020/2024″, se propone la creación de un sistema único de salud del que dependerán las prepagas y las obras sociales y que incluso centralizará las distintas instancias de control estatal, con lo cual será más difícil que los dirigentes gremiales mantengan su capacidad de presión sobre la Superintendencia de Servicios de Salud, que administra los fondos de las obras sociales. Unificar el control y la conducción del sistema, con una descentralización operativa, sería uno de los ejes de la propuesta que impulsaría el kirchnerismo.

El viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak

La cúpula cegetista, a través de José Luis Lingeri, secretario de Acción Social de la CGT y uno de los mayores expertos en el sistema de salud, conversan con el Ministerio de Salud y la Superintendencia sobre algunos cambios para aliviar el déficit crónico de las obras sociales, luego de convencer al Presidente de buscar una solución a este tema, pero hay incertidumbre: nadie sabe si esas medidas sobrevivirán con la reforma K.

Funcionarios y sindicalistas estaban de acuerdo en limitar el traspaso de los afiliados de las obras sociales y en evitar la triangulación de aportes para que las prepagas se queden con los recursos de los trabajadores de mejores ingresos. Está decidido que aumentará la cápita que pagan los monotributistas para acceder a las prestaciones de las obras sociales y, además, buscan alternativas para que el Estado pague el 100% de algunos de los gastos por discapacidad que afronta el sistema sindical de salud. Tiene un destino más incierto la propuesta gremial de que el Estado se haga cargo de pagar los medicamentos más costosos.

La CGT había quedado en retomar en enero las conversaciones con el titular de la Superintendencia, Eugenio Zanarini, que se infartó el mismo 31 de diciembre en que Alberto Fernández decidió y dejó sin efecto el aumento del 7% para las prepagas. Con su interlocutor convaleciente, los sindicalistas deberán recurrir al ministro de Salud, Ginés González García, con quien mantienen una relación zigzagueante y que tiene un inconveniente: está en un momento de fragilidad luego de los traspiés acumulados en la gestión. El último se produjo cuando fue filmado mientras les decía a médicos del Hospital Posadas que el Presidente “está nervioso porque no llegan los papeles” para que la vacuna rusa pueda aplicarse a los mayores de 60 años.

Los sindicalistas están desorientados, además, porque estaban avanzando con las autoridades en definir el aumento del aporte que pagan los monotributistas para atenderse en las obras sociales, pero hace pocos días la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) anunció una actualización de las escalas y las cuotas del monotributo desde 2021 y allí estableció que aquella cápita aumentará un 35%, ya que de $1041,22 pasará a $1408,77. Para la dirigencia gremial, son valores menores a los conversados en las últimas semanas con el Gobierno y no son suficientes: por ese monto deben darle al monotributista las mismas prestaciones médicas mínimas que a un trabajador en relación de dependencia, que aporta más al sistema.

José Sánchez, presidente de la Federación Argentina de Prestadores de Salud

Mientras, las empresas de salud del sector privado acumulan preocupaciones similares a las que tienen los sindicalistas. Algunas en una peor situación, en realidad, luego de que Alberto Fernández asegurara que quiere “algún tipo de control del Estado (para las prepagas) porque captan ahorro público y nadie controla nada, y lo único que piden son aumentos”. Apenas 24 horas antes, se había mostrado dispuesto ante Belocopitt en buscar compensaciones para aliviar a las prepagas ante la falta de incremento de las cuotas.

Entre las prepagas y las obras sociales, como el jamón del sándwich, están los prestadores de salud (desde clínicas, sanatorios y hospitales de comunidad hasta laboratorios, centros de diagnósticos y servicios de emergencia médica, pasando por institutos de salud mental y geriátricos), sector en crisis porque los aranceles prácticamente no suben desde hace un año. Desde la Federación Argentina de Prestadores de Salud (FAPS), las empresas de la actividad también pudieron reunirse hace 48 horas con Alberto Fernández.

“Le dijimos que estamos en una situación insostenible, casi terminal. Hay que buscar algún tipo de financiamiento, ya sea de las obras sociales, del PAMI o de las prepagas, o de la ayuda que pueda brindarnos el Estado mientras se recomponen los aranceles”, afirmó a Infobae el presidente de FAPS, José Sánchez.

Según el empresario, “el Presidente entendió con claridad la problemática del sector prestador y sostuvo que nosotros somos las víctimas del sistema y los que más habíamos puesto el hombro en la emergencia sanitaria”. Y por eso Fernández se comprometió a que iba a encontrar alguna solución para el lunes próximo.

¿Les habló sobre la reforma del sistema de salud que se proyecta? “No, aunque en algún momento esbozó que hay que buscar algún sistema donde la plata drene con mayor facilidad hacia los prestadores”, dijo Sánchez, partidario de que se acuerden “en una mesa de consenso” los cambios en el esquema sanitario.

Pasó una semana en la que los cambios en el sistema de salud estuvieron en un primer plano, aunque aún nadie sabe de qué se tratan y, por ende, nadie tampoco pudo opinar sobre sus misteriosos alcances.

Raro procedimiento por parte de quienes manejan los resortes del Estado y deciden sobre la salud de todos los argentinos en medio de una pandemia. Si desde el kirchnerismo se proyecta una reforma, se preguntan empresarios y sindicalistas, ¿no debería transparentarse su contenido de una vez por todas? En esto, el silencio no es salud.

https://www.infobae.com/politica/2021/01/09/la-cgt-interrumpira-las-vacaciones-para-tratar-la-reforma-del-sistema-de-salud-teme-que-el-kirchnerismo-avance-sobre-el-control-de-los-fondos-de-las-obras-sociales/

 

Infobae

Prestadores de salud avanzan con el Gobierno en medidas de ayuda para el sector, pero advierten: “Nuestra situación es desesperante”

Ambas partes conformaron mesas de trabajo para analizar un programa Repro para la actividad y la reducción de las contribuciones patronales. Unos 1000 representantes de las empresas mantuvieron una reunión virtual. Anticipan que habrá dificultades para pagar los sueldos de febrero

 

El Gobierno y las empresas prestadoras de salud conformaron esta semana mesas de trabajo para analizar medidas destinadas a solucionar la “situación económica desesperante” del sector. “Hay una tranquilidad tensa porque estamos en diálogo con los funcionarios, pero esta tensión que hay podría pasar a convertirse en un problema si no logramos soluciones”, advirtió el titular de la Federación Argentina de Prestadores de Salud (FAPS), José Sánchez.

La crisis de la actividad profundizada por la pandemia y las negociaciones con la Casa Rosada fueron analizadas este jueves durante un Zoom de unos 1000 representantes de los prestadores de salud de toda la Argentina agrupados en la FAPS, en donde Sánchez dio detalles de la reunión que esta semana, junto con Mario Lugones, mantuvo con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, de la que también participaron los ministros de Salud, Ginés González García, y de Trabajo, Claudio Moroni; la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca, y el superintendente de Servicios de Salud, Eugenio Zanarini.

“Gracias a todo el trabajo que venimos haciendo juntos logramos que nos recibiera el presidente de la Nación, algo inédito para nuestro sector. En esa oportunidad, pudimos explicarle en una charla muy clara las particularidades de nuestro sistema y los serios inconvenientes que hemos sufrido en los últimos años, agravados por las consecuencias de la pandemia. El Presidente y el jefe de Gabinete nos escucharon y se comprometieron a ayudarnos”, dijo Sánchez en la reunión virtual.

El titular de la FAPS señaló a Infobae que “la reunión (con Cafiero) fue positiva” y destacó que “hay una determinación del Gobierno de ayudar a los prestadores”, luego de que Alberto Fernández, tras recibir la semana pasada a los directivos de la entidad, aseguró que “había entendido la problemática del sector” y que estaba dispuesto a ayudarlo.

El presidente de la Federación Argentina de Prestadores de Salud (FAPS), José Sánchez, en un zoom con empresas del sector

En el Zoom, Sánchez contó que existe “el compromiso del Gobierno de la firma de un decreto para la continuidad de la reducción del 95% de las contribuciones patronales al SIPA (Sistema Integrado Previsional Argentino) y de la instrumentación a partir del 21 de enero de un Repro para el sector salud, con características y montos similares al programa ATP Salud, incluyendo a los prestadores ambulatorios, que lamentablemente no habían sido incluidos hasta ahora”.

Según explicó el titular de la FAPS, los funcionarios prometieron estudiar medidas de carácter impositivo y también una decisión considerada central por las empresas: un esquema que permita la actualización en forma automática de los aranceles. “Ese el tema que más nos preocupa -admitió- porque no queremos pasar a ser una actividad subsidiada y aspiramos a que se financie como hasta ahora, con el valor de nuestras prestaciones.

Las prestadoras de salud no son las empresas prepagas ni las obras sociales, sino que se trata de un sector específico y decisivo que agrupa desde las clínicas, los sanatorios y los hospitales de comunidad hasta los laboratorios, los centros de diagnósticos y los servicios de emergencia médica, pasando por los institutos de salud mental y los geriátricos.

Para Sánchez, “lo más difícil es lo que tenemos por delante porque a la crisis del sector hay que sumarle que ya estamos en la segunda ola del COVID-19″. Destacó que los prestadores de todo el país “tenían mucha incertidumbre acerca de cuándo se adoptarán las medidas que analizamos” y que “existe mucha angustia porque habrá dificultades para pagar los salarios en febrero porque las sumas fijas acordadas en julio pasan a ser remunerativas y aumentan los costos”.

“Además -añadió-, tendremos la cláusula de revisión salarial en marzo mientras algunas empresas no pudieron pagar ni el aguinaldo. La situación es desesperante. El Presidente y los ministros lo entendieron, pero necesitamos respuestas urgentes”.

“La situación de los prestadores es desesperante”, dijo Sánchez

En cuanto a los plazos que se fijaron en la reunión con el Gobierno para aplicar las medidas en estudio, el directivo sostuvo que se esperan resultados para esta semana o a mediados de la semana próxima. “Seguimos preocupados y siguiendo día a día las novedades -explicó Sánchez-. Así como se hizo esta convocatoria nacional de los prestadores podría ponerse en marcha una asamblea permanente para ir analizando cómo está la crisis del sector. Fue muy impresionante que hayan estado conectados más de 1000 prestadores de todo el país. Eso habla de la enorme desesperación de las empresas”.

El titular de FAPS aseguró que en sus encuentros con el Presidente y otros funcionarios no se habló de la reforma del sistema de salud que impulsaría el kirchnerismo y que preocupa a las empresas del sector y a los sindicalistas. “El sistema de salud tiene que estar en permanente revisión y adaptación, como sucede en todo el mundo, pero nosotros creemos que no hay un plan concreto, aunque puede ser que algún sector tenga propuestas vinculadas con sus ideas políticas”, dijo.

De todas formas, admitió que en su reunión con Alberto Fernández hablaron de los cambios que habría que hacer en el sistema de salud: “Hay muchos costos de intermediación y se debería lograr que la actualización de aranceles, tarifas y recaudación llegue a los prestadores”, opinó Sánchez, quien dio ejemplos concretos: “El PAMI tuvo el año pasado un 54% de aumento en los ingresos porque recibió aportes del Impuesto a la Riqueza y del Tesoro Nacional por el Covid, pero eso nunca llegó a los prestadores. Las obras sociales recaudaron más porque el aumento salarial de 2019 fue del 37,4% en promedio y porque tuvieron ayuda del Gobierno, pero eso tampoco llegó a los prestadores. Y las prepagas nos dieron solamente lo que recibieron como aumento de cuota. Los prestadores necesitamos actualizar nuevos valores”.

https://www.infobae.com/politica/2021/01/15/prestadores-de-salud-avanzan-con-el-gobierno-en-medidas-de-ayuda-para-el-sector-pero-advierten-nuestra-situacion-es-desesperante/

 

Adecra+Cedim es una Cámara pionera que protege y jerarquiza a las instituciones médicas privadas de todo el país.

Contacto

Montevideo 451, Piso 10º 1019ABI. CABA, Argentina

A.D.E.C.R.A + C.E.D.I.M. | Creado por OMATIC